Las narraciones literarias



Hoy vamos a conocer los distintos tipos de narraciones literarias que existen. Lo haremos viendo pequeñas definiciones y vídeos con los que conocer cómo es cada una de estas narraciones ¿Sabes qué diferencia hay entre un mito, una leyenda, un cuento o una novela?

Los mitos

Narraciones que intentan explicar la realidad a partir de fuerzas o seres sobrenaturales. Suelen estar protagonizados por dioses o héroes. 

Como ejemplo, mira el mito de la caja de Pandora, surgido de la mitología griega.


Las leyendas

Relatos que cuentan hechos extraordinarios que la tradición ha inventado a partir de un suceso real o fabuloso. 

En Andalucía, durante el siglo XIX, surgieron muchas leyendas en torno a personajes reales, los bandoleros.


La fábula

Narración breve en prosa o en verso, protagonizada, generalmente, por animales, que transmite una enseñanza o un consejo. 

Muchos de estas fábulas las conocemos desde pequeños porque nuestros padres nos las han contado como cuentos. ¿Te suena la de la cigarra y la hormiga?


El cuento literario

Narración sobre hechos imaginarios, de extensión breve, escrita por un autor conocido. Se diferencian del cuento tradicional en que este tiene autor anónimo, su transmisión no suele ser por escrito y puede tener varias versiones. 

En este caso, una contadora de historias nos narra un cuento de uno de los escritores más conocidos de todos los tiempos, Óscar Wilde.


La novela

Narración literaria larga, sobre hechos imaginarios, escrita por un autor conocido. Tiene más personajes que el cuento y la acción es más lenta.

Una de las novelas más conocidas de todos los tiempos es Don Quijote de la Mancha, en este vídeo, una serie de televisión sobre ella refleja una de sus escenas más conocidas.


Las memorias

Narraciones literarias que recogen los principales hechos de la vida de una persona.

Este vídeo muestra algunos de esos hechos de la vida, de las memorias del escritor Gabriel García Márquez.


El diario personal

Texto narrativo en el que una persona narra las experiencias más significativas que le ocurren cada día. Es necesario comenzar la fecha al comenzar a escribir cada día nuevo.

Uno de los diarios más conocidos de la historia es el de la niña judía Ana Frank, que escribió su diario aislada durante la II Guerra Mundial.


Comentarios