Textos descriptivos: descripción de una persona, descripción de un paisaje

descripcion paisajes

Seguimos conociendo las modalidades de texto:

Una descripción es un texto en el que se explica cómo es un lugar, un objeto, una persona, un animal o un proceso. Podemos decir que es pintar con palabras y podemos hacer una descripción de una persona, una descripción de un paisaje, de un estado sentimental...

¿Cómo se hace una descripción?

Lenguaje de la descripción:
  • Verbos en presente
  • Sustantivos y adjetivos que indican cualidades
  • Adverbios de lugar y de tiempo (aquí, allí, ahora, ayer, pronto)

Orden de la descripción:
  • De lo general a lo particular
  • De arriba a abajo
  • De izquierda a derecha

Qué reflejamos en la descripción:
  • Qué vemos
  • Cómo es lo que vemos
  • Qué sentimos y qué nos sugiere


 

Tipos de descripción

  • Descripción subjetiva: las apreciaciones del emisor se manifiestan a través de adjetivos explicativos o epítetos, recursos del lenguaje figurado y un léxico connotativo. Este tipo de descripción es habitual en textos literarios.
  • Descripción objetiva: se ofrecen rasgos y datos objetivos por medio de adjetivos especificativos y de un léxico denotativo. Predomina la tercera persona verbal. Esta descripción es característica de textos científicos y técnicos.

 

La descripción literaria

En las obras literarias, la descripción se usa para presentar a los personajes, los lugares donde se desarrolla la acción y puede emplear recursos lingüísticos y expresivos como:
  • Complementos de nombre y de adjetivos
  • Epítetos
  • Oraciones que equivalen a un adjetivo
  • Enumeraciones
  • Recursos del lenguaje figurado (metáforas, comparaciones, personificaciones...)

 

El procedimiento de la descripción 

La descripción es un procedimiento que se desarrolla en varias fases, partiendo siempre de la observación del elemento a describir. Seguiremos los siguientes pasos:

  1. Observar: nos fijaremos con atención en el paisaje, persona o cosa a describir.
  2. Reflexionar: Primero seleccionaremos los elementos más destacados a mencionar y los ordenaremos mentalmente. Podemos partir por el conjunto y después centrarnos en los detalles, pudiendo seguir el orden natural de arriba abajo, de izquierda a derecha.
  3. Redactar: debemos pensar las palabras antes de ir plasmándolas en el papel. Lo haremos ordenadamente, siendo precisos al nombrar cada detalle, empleando adjetivos y pudiendo utilizar comparaciones y metáforas.

 

Tipos de textos descriptivos

Según la retórica clásica podemos diferenciar los siguientes tipos de textos descriptivos:

  • Prosopografía: descripción del aspecto físico de una persona, hacemos referencia a su estatura, a sus ropas, a las distintas partes del cuerpo.
  • Etopeya: descripción del carácter de una persona, hacemos referencia a sus rasgos psíquicos: alegre, triste, simpático, aburrido, hablador... Se pueden añadir acciones y costumbres que suele realizar.
  • Retrato: se describen los rasgos físicos de una persona y los rasgos que caracterizan su forma de ser.
  • Topografía: se describe un lugar diciendo cómo es explicando sus características más significativas.
  • Cronografía: se describe una época en el tiempo.

 

Descripción de una persona

Ya hemos visto que la descripción de una persona puede incluir una descripción de rasgos físicos, de rasgos mentales y de personalidad y elementos de ambos tipos, estaríamos ante un retrato, que suele ser la descripción de personajes en el texto narrativo. Al hacer la descripción física, los autores clásicos seguían el orto naturalis, es decir, de arriba abajo, comenzando por la cabeza y terminando por las extremidades.



En el comienzo de Don Quijote de la Mancha, Cervantes describió así al protagonista:
Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años. Era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la caza.

Más detalles recoge Fernando de Rojas en la prosopografía que hace Calisto de Melibea en La Celestina:
Los ojos verdes, rasgados; las pestañas luengas; las cejas delgadas y alzadas; la nariz mediana; la boca pequeña; los dientes menudos y blancos; los labios, colorados y grosezuelos; el torno del rostro poco más luengo que redondo; el pecho alto; la redondez y forma de las pequeños senos, ¿quién te la podría figurar?, que se despereza el hombre cuando las mira. La tez lisa, lustrosa; el cuero suyo oscurece la nieve, la color mezclada, cual ella la escogió para sí.

 

Descripción de un paisaje: puesta en práctica

Descripción objetiva

En un día soleado, el cielo muestra algunas nubes que resaltan sobre su color azul. Bajo el mismo, bloques de piedra gris a distinta altura se alinean en un lugar peculiar. Algunos arbustos y el verde de la hierba contrastan con su color dando un gran atractivo al paisaje. A media distancia, un camino es transitado por algunos excursionistas con coloridas ropas de verano. En primer plano y en el centro, una pareja de chicas rubias y vestidas de negro observan la estampa sentadas sobre una roca maravillándose de lo que tienen frente a ellas con la mujer situada a la derecha realizando una fotografía.

Descripción subjetiva

El cielo amenaza tormenta, pero en sus corazones es primavera. Podría irrumpir la más feroz tormenta, pero no sería capaz de mojar un amor capaz de arrasar con todo. A lo lejos, las montañas con cresta de espuma son testigos de una unión que se cree fuerte como el acero, con propósito de mantenerse hasta que la muerte los separe. El verde pinar se expande a uno y otro lado formando una uve que grita victoria. Vence el sentimiento sincero, el mismo que esta pareja de astros emana desde la cima de la roca, se miran entre ellos con gesto sincero, gritando en silencio, pero gritando que no habrá lugar ni compañía en el mundo que aporten tanta felicidad.