La Celestina o Tragicomedia de Calisto y Melibea

resumen de la celestina

En 1499 se publica La Celestina, una obra que refleja un cambio de mentalidad para la época, ya que ofrece un panorama realista de la sociedad, con perplejidad y desconfianza frente a los valores de la tradición que idealizaban la vida. Su autor es Fernando de Rojas.



La Celestina es una novela dialogada, esta teoría parece imponerse a la posibilidad de que sea teatro porque está destinada a la lectura y no a la representación debido a su extensión y a la variedad de escenas y situaciones que dificultan su representación. Pertenece al género de la comedia humanística ofreciendo una historia amorosa con mezcla de personajes nobles y otros de baja condición social. Está compuesta por 21 actos y tiene final trágico.

Argumento de La Celestina

La trama principal de la obra gira en torno a los dos jóvenes, Calisto y Melibea. Calisto es de clase social alta, impulsivo y está enamorado de Melibea, una adolescente de buena familia, dependiente de sus padres. Estos buscan un matrimonio para ella. No obstante, Melibea rechaza a Calisto, que tampoco cuenta con el beneplácito de los padres de la muchacha. La pasión que siente por Melibea produce tal excitación en Calisto que, impulsado por los criados, recurrirá a Celestina para obtener los favores de su amada. La hechicera, cuya siniestra reputación es conocida, mediará en favor de Calisto hasta conseguir que Melibea caiga a sus pies.

Celestina no querrá compartir las ganancias obtenidas y es asesinada por los criados Pármeno y Sempronio. Los dos criados son ajusticiados por el crimen y las pupilas de Celestina, Elicia y Areúsa, buscan la ayuda del fanfarrón Centurio para vengarse.

En un final trágico, Calisto se despeña accidentalmente desde una tapia, muriendo tras uno de sus encuentros de Melibea. Esta, desolada, se suicida delante de su padre.

la celestina


Personajes de La Celestina

Calisto: joven galán cegado por la pasión de Melibea, casi en forma de enfermedad o locura. Habla en términos ridículos bajo el ideal del amor cortés, aunque todo es un pretexto para acceder físicamente a su amada. Su final resulta tan ridículo como casi todas sus acciones.

Melibea: joven inexperta que vive sin apenas contacto con el exterior. En primer lugar, rechaza a Calisto, pero terminará  buscando la intimidad con el amado, aunque recela de sus consecuencias. Evoluciona a lo largo de la obra mediante el recurso del hechizo de Celestina. Es conmovedor el monólogo que precede a su suicidio.

Celestina: alcahueta y hechicera, vive de las necesidades sexuales de los demás. Tiene una gran astucia y una sorprendente capacidad para manipular los comportamientos ajenos. Solo le interesa el dinero y es capaz de hacer cualquier cosa por él. Es un personaje fascinante y complejo capaz de cambiar de registro lingüístico según el contexto en el que esté. De sus palabras salen algunas de las reflexiones más profundas de la obra.

Pleberio y Alisa, padres de Melibea. Pertenecen a un grupo social elevado. Se acusa una falta de comunicación con su hija, especialmente por parte de Alisa, desconocedora de los sentimientos de su hija.

Sempronio y Pármeno: son los criados de Calisto. Sempronio es suspicaz y astuto, mientras que Pármeno se muestra ingenuo, lo que le hará ser corrompido por Celestina.

Elicia y Areúsa: prostitutas que trabajan para Celestina. Representan como los criados el mundo de la marginalidad. Buscan la independencia a partir de una dudosa profesión.

Lucrecia: criada de Melibea.

Centurio: soldado de mal carácter y malhechor, amante de Areúsa.

Interpretación y estilo

Fernando de Rojas refleja un mundo en crisis dominado por el placer, el individualismo, el dinero, la codicia, la hipocresía y la ambición. De esta forma, parece necesario el final trágico que le da a la historia. Lo hace con una intención didáctico-moralizante, según explica el autor en el prólogo, con el objetivo de que el lector pueda estar alerta frente a las alcahuetas, los malos sirvientes y los locos enamorados.

En esta obra, marcada por la visión social, le lenguaje sirve para configurar a los personajes, cambiando según hablen los criados, con un lenguaje más coloquial, mientras que los señores tienen un lenguaje culto y refinado. Frente a ellos, Celestina es capaz de cambiar de registro y eso hace que pueda relacionarse con todos.


Temas de La Celestina

  • El amor: se parodia el tópico del amor cortés y muestra los deseos del ser humano. Paralelamente se reflexiona sobre la libertad de la mujer.
  • La crítica social: se dibuja una sociedad sin valores movida por la codicia y la hipocrecía.
  • La muerte y el paso del tiempo: llega en el final, con la muerte de los protagonistas y en el monólogo de Pleberio, el padre de Melibea, que se plantea que será de todo lo que ha logrado sin nadie que lo herede.
  • La fortuna: el destino y su comportamiento arbitrario, sus personajes son víctimas de un azar que no pueden controlar.

Las dos versiones de La Celestina

Las primeras versiones de La Celestina recibieron el título de Comedia de Calisto y Melibea. Tras recibir las quejas de sus lectores, que señalaban que una obra con final trágico no podía titularse comedia, Rojas lo cambió por Tragicomedia de Calisto y Melibea y amplió el texto añadiendo algunas frases y escenas a actos ya escritos e incluyendo cinco actos nuevos entre el decimocuarto y el decimoquinto. El principal cambio consistió en dotar de más protagonismo a Elicia y Areúsa, empeñadas en vengar a sus amantes muertos, Pármeno y Sempronio. Introdujo a Sosia y Tristán y al rufián Centurio. También prolongó los amores de Calisto y Melibea. Este cambio se produjo en 1502, aunque en 1519 la obra comenzó a publicarse como La Celestina.

Fernando de Rojas 

De la primera edición de La Celestina de 1499 solo se conserva un ejemplar del que falta la primera página, por lo que no hay constancia del nombre del autor. La segunda edición de 1500 tampoco lleva el nombre del autor, aunque sí unos versos que comienzan por unas iniciales que en vertical dicen: "El bachiller Fernando de Rojas acabó la Comedia de Calisto y Melibea y fue nacido en la Puebla de Montalbán". En esta edición aparece una carta como prólogo donde el autor cuenta que encontró casualmente unos papeles con el primer acto y le resultó tan interesante que decidió continuarlos. No se sabe de quién fue este primer acto, pero podría pertenecer a Juan de Mena o a Rodrigo Cota.

Fernando de Rojas nació en 1476 en La Puebla de Montalbán (Toledo). Pertenecía a una familia de conversos acomodados. Pasó al menos seis años en la Universidad de Salamanca donde estudió Leyes y Humanidades. Se piensa que escribió La Celestina en unas vacaciones de Semana Santa. En 1507 se trasladó a Talavera de la Reina (Toledo) donde ejerció como abogado y se casó con Leonor Álvarez, con la que tuvo ocho hijos. En 1538 fue alcalde mayor de la ciudad y murió en 1541. En su testamento, dejó los libros de derecho a uno de sus hijos y los de literatura a su esposa.

La Celestina en el teatro y en el cine

En el siguiente vídeo tienes una versión de La Celestina para teatro emitida en TVE hace ya un tiempecillo.


En 1996, Gerardo Vera dirigió una producción cinematográfica de La Celestina con guion adaptado de Rafael Azcona e interpretada por Penélope Cruz en el papel de Melibea, Juan Diego Botto en el de Calisto y Terele Pávez como Celestina en un reparto con otras actrices como Maribel Verdú o Candela Peña. Aquí puedes ver un fragmento. 
 


Bibliografía

La Celestina. Versión, notas y apéndice de Vicente Muñoz Puelles. Oxford

Lengua y Literatura 1º de bachillerato. Santillana. Serie Comenta

Comentarios