Sintaxis fácil: análisis sintáctico según la Nueva Gramática

sintaxis fácil

Si quieres aprobar Lengua debes dominar la sintaxis. Puede que hayas llegado a esta entrada buscando un analizador sintáctico online, pero debes saber que el mejor analizador de sintaxis eres tú mismo. Si prestas atención, te aprendes los distintos elementos y complementos y aprendes a detectar los tipos de oraciones de sintaxis que hay (que tampoco son tantas) tu eficacia será mucho mejor que la de cualquier herramienta o web de análisis sintáctico online, ya que hay matices que un analizador no entiende y, lo mejor de todo, estarás preparado para el examen de análisis sintáctico de oraciones.

En este post vamos a desarrollar un entrenamiento de análisis sintáctico de oraciones para hacer la sintaxis fácil, para que no se te resista ni uno solo de los ejercicios de sintaxis. Lo haremos siguiendo la Nueva Gramática de la Lengua Española y el Glosario de Términos Gramáticos.

La morfología

Para dominar la sintaxis es necesario dominar previamente la morfología. En la sintaxis es vital reconocer los tipos de palabras, ya que de ello dependerá que una palabra pueda ejercer una función determinada en el análisis sintáctico. Por ello, antes de comenzar con la sintaxis te recomiendo que repases las categorías gramaticales y otros aspectos como las perífrasis verbales y las locuciones.

Modalidades de la oración

También es importante conocer la modalidad de la oración o del enunciado, según la actitud del hablante: enunciativas, interrogativas, explicativas, desiderativas, dubitativas y exhortativas. Esto se suele incluir tras finalizar el análisis sintáctico de oraciones dentro de la clasificación de la oración.

Predicados, argumentos y adjuntos

Llegamos aquí a una de las grandes novedades del análisis sintáctico de la Nueva Gramática y es que si anteriormente buscábamos los sintagmas, poníamos de qué tipo era y cuál era su función sintáctica, es decir, el complemento que eran, ahora en los sintagmas hay que añadir un tercer elemento: si es predicado, argumento y adjunto. Pero cuidado porque este predicado no es lo mismo que el predicado de la oración (el conjunto del verbo y sus complementos). Veamos esos tres tipos de unidades léxicas:

  • Argumento: complementos que introducen información exigida por el verbo. El Complemento Directo y el Complemento de Régimen son siempre argumentos, mientras que el Complemento Indirecto es algunas veces argumento y otras veces adjunto.
  • Adjunto: complementos que, aunque aportan información útil, no es imprescindible, es decir, no es requerida por el verbo, son opcionales. Casi siempre son los complementos circunstanciales.
  • Predicado: lo que se dice de algo o de alguien. Es decir, no se refieren al verbo, sino normalmente a un sintagma nominal. Suelen ser el complemento predicativo y el atributo.

En la oración Silvia acusó del robo el jueves a Elena; del robo es un Sintagma Preposicional Complemento de Régimen Argumento (SPp CR AR); el jueves es Sintagma Nominal Complemento Circunstancial de Tiempo Adjunto (SN CCT AD) y a Elena, Sintagma Preposicional Complemento Directo Argumento (SPp CD AR). En la oración Jaime está triste, triste es un Sintagma Adjetival Atributo Predicado (SAdj AT P). Sí, sé que es raro, pero hay que asumir pronto esta novedad.

Modificadores oracionales

Posiblemente tu profesor de Lengua, o incluso yo mismo hasta empezar a aplicar la Nueva Gramática, te haya dicho que todo lo que no es Sujeto es Predicado. Pues bien, eso puede no ser así, ya que hay una parte que aparece en algunas oraciones que no forma parte ni del Sujeto ni del Predicado. Es el modificador oracional. Se trata de elementos que complementan a todo el predicado o a toda la oración. Pueden ser tópicos, complementos del enunciado o complementos de la enunciación y suelen estar separados por coma.

Sujeto y predicado

Tradicionalmente, para conocer el sujeto de la oración se le preguntaba ¿quién? al verbo. Pero esto nos lleva a confusiones cuando el sujeto no es una persona. Sí es cierto que para conocer el sujeto hay que fijarse en el verbo antes, ya que el sujeto será el sintagma nominal que concuerde en número y persona. Si hay varios, cambia el verbo de número (singular/plural) y el sintagma nominal que necesite cambiar con el verbo será el Sujeto. El Predicado será todo lo que no sea Sujeto y que tampoco sea Modificador Oracional.

Tipos de sintagmas

Una vez que tenemos reconocidos el verbo, el Sujeto y el Predicado, debemos señalar los sintagmas de la oración. Debemos conocer los distintos tipos de sintagmas o grupos. El sintagma es una unidad superior a la palabra e inferior a la oración. Es decir, una oración simple es como una caja que tiene otras cajas más pequeñas en su interior a las que llamamos sintagmas o grupos. Un sintagma puede ser una única palabra o un grupo de palabras donde una de ellas funciona como núcleo. Cada sintagma tendrá una función en la oración. Para conocer el tipo de sintagma debes conocer las categorías gramaticales porque en función el tipo de palabra que funcione como núcleo determinará el tipo de sintagma. Si digo La niña tengo un sintagma nominal porque su núcleo es niña, que es sustantivo. Pero si digo La niña del tercer piso del edificio de Málaga, sigue siendo un sintagma nominal porque todas las demás palabras, que forman otros sintagmas que dependen del principal, se siguen refiriendo a la niña. Los tipos de sintagma son:

  • Sintagma nominal (SN): tienen como núcleo un nombre, un pronombre o cualquier palabra sustantivada. En torno a ese núcleo puede incluir:
    • Determinante.
    • Modificador, será un adverbio. Incluso la niña de Málaga
    • Complemento del nombre que puede ser un sintagma adjetival o preposicional.
    • Aposición, un sintagma nominal que explica o matiza al núcleo. Felipe VI, el rey de España.
  • Sintagma adjetival (SAdj): consta de un núcleo, un adjetivo, y de dos posibles complementos:
    • Modificador del adjetivo, será un adverbio. Más guapo.
    • Complemento del adjetivo, será un sintagma preposicional. Contenta por su resultado.
  • Sintagma adverbial (SAdv): el núcleo es un adverbio y tiene dos posibles complementos:
    • Modificador del adverbio, que puede ser un sintagma adverbial o nominal: dos días antes del partido.
    • Complemento del adverbio, será un sintagma preposicional: dos días antes del partido.
  • Sintagma preposicional (SPp): es aquel sintagma que está introducido por una preposición. El Glosario de Términos Gramaticales introduce una novedad. Antes se analizaba la preposición como enlace y lo que venía a continuación como término. Ahora, la preposición es el núcleo de este sintagma, se mantiene el término que es además complemento argumental
    • Término: puede ser un sintagma nominal, adjetival, adverbial o preposicional. Entre las dos montañas.
  • Sintagma verbal (SV): el núcleo es un verbo. En la oración, constituye el predicado e incluirá todo lo que no es sujeto ni complemento oracional, por lo que además del verbo podemos encontrar en su interior todos los demás sintagmas. Subieron las escaleras.
  • Sintagma interjeccional (SI): cuando la interjección lleva anexadas otras palabras, la Nueva Gramática habla de Sintagma interjeccional. ¡Caray, que desastre! 

La oración simple

Cuando hay verbo, tenemos una oración. Si existe solo un verbo, tenemos una oración simple. Es el momento de realizar el análisis sintáctico de la oración, para ello vamos a seguir los siguientes pasos:
1. Subrayamos el verbo.
2. Buscamos el sujeto mediante la prueba de concordancia y lo señalamos.
3. Identificamos el predicado (verbal o nominal) y lo señalamos.
4. Identificamos y señalamos los distintos sintagmas, la función que tienen (complemento que son) y dependiendo de lo que pida nuestro profesor, el tipo y función de cada palabra.

El Sujeto (SNS)

El Sujeto será un Sintagma Nominal y hay que analizarlo como tal, es decir, con un sustantivo o pronombre que ejercerán como Núcleo, con determinantes, Complementos del Nombre... Es muy importante reconocerlo correctamente.

La prueba de concordancia del sujeto

Localizamos todos los sintagmas nominales que aparezcan en la oración con el mismo número y persona que el verbo. Los vamos cambiando de número, es decir, el que esté en singular, lo pasamos a plural. Si la oración deja de tener sentido, ese es el sujeto.

La mujer valiente recorrió el bosque

Tenemos dos sintagmas nominales: la mujer valiente y el bosque. Al cambiar de número del primero Las mujeres valientes recorrió el bosque la oración pierde sentido por lo que La mujer valiente es el sujeto. 

Aquel día me dolía el tobillo

En este caso, tenemos un sintagma nominal a la izquierda y otro la derecha, el sujeto es el que está a la derecha, el tobillo.

Sujeto expreso y sujeto tácito (omitido)

En los casos que hemos analizado, el sujeto está expreso, es decir, aparece en la oración. Sin embargo, puede que no esté expresado en la misma, pero se le pueda añadir un pronombre que funcione como sujeto y que concuerde en número y persona con el verbo. A este sujeto conocido tradicionalmente como omitido o elíptico, la Nueva Gramática le da el nombre de Sujeto Tácito

Mintió sobre el caso

El sujeto es tácito (él o ella)

Sintagma Verbal Predicado

Una vez localizado el Sujeto, debemos señalar el sintagma verbal predicado, que será todo lo que no sea sujeto ni complemento oracional. Si el verbo que hemos subrayado es ser, estar o parecer, tenemos Sintagma Verbal Predicado Nominal (SVPN). Con el resto de casos tenemos Sintagma Verbal Predicado Verbal (SVPV).

Sintagma Verbal Predicado Verbal (SVPV)

En el Predicado Verbal, el Verbo es el Núcleo y junto a él podemos encontrar distintos complementos. Siempre hay que señalar el tipo de sintagma y el complemento que es, además de, si te lo pide tu profesor, decir si es argumento, adjunto o predicado. Para identificar los complementos posibles, lo mejor es tratar de hacerlo en el siguiente orden:

Complemento directo (CD) y de Medida Argumental (CMedAR)

¡Sí! No te alarmes, pero al Complemento Directo tradicional, la Nueva Gramática le añade un tipo de CD llamado Complemento de Medida Argumental. Por cierto, el CD es siempre Argumento (ARG).

Buscar el Complemento Directo es sencillo. Hay que sustituir el sintagma del predicado por lo, la, los o las y si la oración resultante es correcta, tenemos CD. Si nos confunde un posible caso de leísmo, podemos pasar la oración a pasiva y si el sintagma funciona como sujeto en la pasiva, es que es CD. 

Marta compró unas rosas rojas --> Marta las compró --> Unas rosas rojas fueron compradas por Marta

Cuando el CD se refiere a un ser animado a quien conocemos, puede ir introducido por la preposición a.

Marta ha visto a su perro

Complemento de medida argumental (CMedAR)

Este tipo de Complemento Directo, el Complemento de Medida Argumental es mejor explicarlo con ejemplos. En Pesa mucho o Mide bastante, tanto mucho como bastante, el Glosario de Términos Gramaticales (CTG) los consideran pronombres (mucho refiriéndose a mucho peso o bastante refiriéndose a bastante longitud). Hasta ahora lo considerábamos adverbio y lo poníamos como Complemento Circunstancial de Cantidad, pero ahora pasa a tener esta denominación de CMedAR

Complemento Indirecto (CI)

Es el destinatario de la acción verbal. Normalmente, es un Argumento (AR), pero hay casos donde su función resulta enfática y es Adjunto (AD). Se trata del destinatario de la acción verbal y se puede buscar sustituyéndolo por le o les. Es habitual que vaya introducido por la preposición a.

Mandé una carta a mi hijo --> Le mandé una carta

A veces puede aparecer duplicado. No son dos CI, sino el mismo duplicado.

Le mandé una carta a mi hijo

Complemento indirecto adjunto (CI AD)

Solo en un caso vamos a considerar el CI como Adjunto, cuando se da un dativo ético, es decir, un pronombre que es innecesario, pero que expresa énfasis.
El bebé no me come
Me leí tres libros

Complemento de régimen preposicional (CR)

El complemento de régimen preposicional, antes llamado simplemente Complemento de Régimen es aquel introducido por una preposición y da sentido completo al verbo. No obstante, no tiene por qué ser obligatorio, ya que en función de la oración, se puede sobreentender si necesidad del CR. Es argumento y puede que existan otros elementos entre el CR y el verbo.

Cuento con conocimientos suficientes
No hablaba con nadie
Se alegraron los alumnos de la ausencia del profesor

Es posible encontrar dos complementos de régimen con el mismo verbo.

Hablaba con el alumno de su asignatura

Las preposiciones más frecuentes en el CR son a, con, contra, de, en, por

Hay verbos que permiten la coexistencia de un complemento directo y uno de régimen. Dijo barbaridades del entrenador

Complemento locativo argumental (CLocAR)

Cuando un complemento indica lugar y es exigido por el significado del verbo tenemos el Complemento locativo argumental (CLocAR). Se parecen al CR porque pueden ser un sintagma preposicional y porque lo requiere el verbo y pueden asemejarse al Complemento Circunstancial de Lugar porque puede ser un sintagma adverbial, indicar lugar, aunque no se puede suprimir.
Residía en Madrid
Residía allí


Complemento de modo argumental (CMAR)

Este complemento no lo nombra la Nueva Gramática, aunque para Alfonso Ruiz de Aguirre, hay verbos que necesitan un adverbio de modo y que es argumento, es decir, necesario para el sentido de la oración. Es decir, no puede ser Complemento Circunstancial, ya que estos son adjuntos (no necesarios). Él lo llama Complemento de modo argumental (CMAR).
Elena se portó bien 
Jaime trata fatal a su gato

Complemento agente (CAg)

Este complemento solo aparece en las oraciones pasivas perifrásticas (aquellas que no son reflejas, se forma con el verbo ser más el participio de un verbo transitivo), lleva delante la preposición por y realiza la acción verbal. Si pasamos la oración a activa, pasa a ser sujeto.
Los pupitres fueron ordenados por el profesor

La Nueva Gramática no especifica si el CAg es argumento o adjunto, por lo que no debemos poner nada.

Complemento predicativo (PVO)

El Complemento predicativo (PVO) un complemento predicado semántico. Puede ser un sintagma adjetival o un sintagma nominal, preposicional, adverbial o incluso una oración. Implica una predicación o acción secundaria.

Noelia caminaba exhausta. Conlleva que Noelia caminaba y que además iba exhausta.

A excepción del verbo llamar, no admiten la sustitución por lo. 
A Dolores la llamaban Lolita. Se lo llamaban.

Hay dos tipos principales de complementos predicativos:
  • Complementos predicativos del sujeto. Expresan estados del sujeto con un verbo predicativo. Noelia caminaba exhausta.
  • Complementos predicativos del complemento directo. Pueden ser adjetivos, sustantivos, grupos preposicionales, adverbios, locuciones u oraciones. No es complemento circunstancial de modo porque no se refiere a la acción del verbo, sino al CD: Lo compraste caro. Te veo estupendamente.
La Nueva Gramática también indica que hay complementos predicativos de otras funciones, aunque no son muy frecuentes, pero pueden ser del CI (Le extrajeron la muela dormido), CR (¿Se acuerdan ustedes de Enrique borracho?) o de un grupo nominal (La llegada de Enrique cansado).

Complementos circunstanciales (CC)

Los complementos circunstanciales son adjuntos, es decir, modificadores opcionales, no previstos en el significado de su núcleo. Pueden ejercer como tal sintagmas preposicionales, adverbiales, nominales y oraciones subordinadas. Pero atención, debes tener claro que es adjunto y no argumento, que si lo suprimes, el verbo no sufre diferencias en su significado. Además, estos complementos sí que responden a preguntas. Se distinguen diferentes tipos de complementos circunstanciales:
  • Complemento circunstancial de lugar (CCL) ¿Dónde? Estudian en Madrid
  • Complemento circunstancial de tiempo (CCT) ¿Cuándo? Estuvo nevando durante dos semanas.
  • Complemento circunstancial de cantidad (CCC) No preguntar por cuánto, ya que se confunden con los Complementos de medida argumentales (un tipo de CD). Es mejor asegurarse que se ha descartado lo anterior y se expresa cantidad. El verano nos gusta mucho.
  • Complemento circunstancial de compañía (CCCo). Indica quién acompaña al sujeto o quién hace la acción a la vez que él. Inés pasea con su novio.
  • Complemento circunstancial de instrumento (CCI). Utensilio, dispositivo o recurso que ha empleado el agente para realizar la acción. Lo escribió con su pluma.
  • Complemento circunstancial de materia (CCMa). Se refiere a la realidad, material o no, para elaborar, ocupar, tratar, modificar o transformar algo. Lo pintó con tinta china.
  • Complemento circunstancial de medio (CCMe). Expresa canal o vía por la que se realiza la acción. Se comunican por ordenador.
  • Complemento circunstancial de modo (CCM). Si preguntamos ¿Cómo?  se puede confundir con el predicativo, indica el modo en que se realiza la acción verbal. Descarta antes que sea predicativo. Presentó la reunión con audacia.
  • Complemento circunstancial de finalidad (CCF). Propósito u objetivo de la acción. Lo hicimos para su provecho.
  • Complemento circunstancial de beneficiario (CCB). Ser que recibe el daño o el provecho de la acción. Lo hizo por todos nosotros.
  • Complemento circunstancial de causa (CCCa). Causa, motivo o razón. Entré por simple curiosidad.
No confundir con los adjuntos periféricos o complementos oracionales, que suelen aparecer separados por comas y rechazan los interrogativos.

Atributo en predicado verbal

OJO. Podemos tener atributo en predicados verbales con verbos semicopulativos, es decir, verbos que modifican su significado. Vamos a señalar lo que dice la Nueva Gramática al respecto:

Atributo con verbos semicopulativos, es decir, verbos plenos que, al recibir el atributo, modifican su significado y sus propiedades gramaticales: 
Anduvo triste todo el día
Se quedó sorprendido

Este atributo de los verbos semicopulativos rechazan la sustitución por el pronombre lo.

Sintagma verbal predicado nominal (SVPN)

El Sintagma Verbal Predicado Nominal (SVPN) es aquel que tiene un verbo copulativo (ser, estar o parecer). Poseen escaso contenido léxico. Estos verbos para tener significado pleno necesitan el atributo. Además del verbo copulativo y del atributo, el SVPN puede llevar Complemento indirecto y Complemento circunstancial. 

Una duda frecuente es quién es el núcleo del SVPN, ya que se habla de que el verbo funciona como enlace. El núcleo sintáctico es el verbo, pero el núcleo semántico es el atributo, por lo que se puede marcar el verbo como núcleo. 

El atributo

Lo habitual es que lo encontremos con los verbos ser, estar y parecer. Estos atributos pueden ser sustituidos por el pronombre neutro lo:
Luis estaba guapo --> Luis lo estaba

Pueden ser atributo:
  • Sintagmas adjetivales (el más característico): El día era soleado.
  • Sintagmas nominales: Luis es médico.
  • Sintagmas preposicionales: Estoy de vacaciones.
  • Sintagmas adverbiales: Estaba estupendamente.
 

Los usos del se y otros pronombres personales átonos

Es posiblemente uno de los errores más habituales, definir la función del se y otros pronombres átonos: me, te, se, nos, os, le, les. Repasamos los casos.
  • Se impersonal: forma parte del núcleo del predicado. 
  • Se pasiva refleja: forma parte del núcleo del predicado.
  • Me, te, se, nos, os en reflexivas: es complemento directo o si existe otro complemento directo, es complemento indirecto.
  • Nos, os, se en recíprocas: es complemento directo o si existe otro complemento directo, es complemento indirecto.
  • Se sustituto de le: siempre es complemento indirecto.
  • Me, te, nos, os, le, les dativo ético o dativo aspectual: da énfasis (se puede suprimir), hace de complemento indirecto: El coche no me arranca. Su hijo no le estudia. Me estudié tres temas.
  • Me, te, se, nos, os voz media o construcción media: forma parte del núcleo del predicado, el sujeto no tiene culpa de la acción. El Titanic se hundió.
  • Me, te, se, nos, os de verbos pronominales. Van con el verbo. Se escondió.
Mira este vídeo para aplicar un truco.



La oración compuesta

Una oración es un conjunto de palabras entre dos puntos. Si hay más de un verbo estamos ante una oración compuesta. A los fragmentos que se articulan alrededor de un único verbo, la gramática tradicional le llamaba proposición. Ahora, también se le llama oración, por lo que una oración compuesta está formada por tantas oraciones simples como verbos tenga.
 
Pasos para analizar una oración compuesta
1. Subrayar los verbos.
2. Rodear los nexos.
3. Marcar los límites de cada oración.
4. Analizar la dependencia entre cada oración.
5. Analizar internamente cada oración.
 

Oraciones coordinadas

Estas oraciones compuestas se localizan por su nexo. Las oraciones coordinadas se analizan al mismo nivel, es decir, no hay una principal. El Glosario de Términos Gramaticales analiza tres tipos de coordinadas:
  •  Copulativas: suman acciones. Usan los nexos y, e, ni, ni... ni
Son hijos vuestros y son vuestra responsabilidad.
  • Adversativas: una oración se opone a la otra. Usan los nexos pero, mas, sino (que).
Son hijos vuestros, pero no lo parecen.
  • Disyuntivas: se da a elegir con los nexos o, u, o... o, o bien... o bien; unas veces sucede una oración, otras la otra con los nexos ya... ya, bien... bien.
Arregla el grifo o compra uno nuevo.
 
Oraciones yuxtapuestas
Estas oraciones compuestas también se analizan al mismo nivel. Son aquellas que están separadas por un signo de puntuación (coma, punto y coma o dos puntos) o tienen un nexo explicativo: es decir, o sea, esto es o lo que es lo mismo (la gramática tradicional las consideaba coordinadas explicativas.
 
No te levantes, yo voy.
Pinta mal, es decir, seguramente perderé el partido. 
 
Oraciones subordinadas
En la coordinación y en la yuxtaposición, las distintas oraciones están al mismo nivel. En la subordinación hay una oración principal y una subordinada que forma parte de la principal y que tiene una función.

La gramática tradicional hablaba de oraciones subordinadas sustantivas, adjetivas y adverbiales. La Nueva Gramática suprimía el concepto de adverbiales y añadía el término de construcción, mientras que el Glosario de términos gramaticales retoma las adverbiales, aunque les aplica cambios, al igual que hace con las adjetivas.
 
Oraciones subordinadas sustantivas
  • Subordinadas sustantivas con conjunción
Los nexos más habituales son que y si . Pueden realizar funciones de Sujeto, Complemento directo, Término y Aposición. (No atributo). En estos casos, el nexo no tiene función en la oración subordinada.

Se puede sustituir por una cosa
Le gusta que la visiten por su cumpleaños. (Sujeto)
Sabemos que has terminado. (CD)
Nos alegramos de que triunfes. (Término)
Te transmito mi convicción: que venceremos al coronavirus. (Aposición)
 
  •  Subordinadas sustantivas sin conjunción
Introducidas por un interrogativo o exclamativo que sirve de nexo y desempeña función en la oración subordinada. A veces puede estar introducida por preposición.
Me encanta cómo lo describe. La Subordinada tiene función de sujeto, el nexo CCM.
Dime con quién andas. La Subordinada tiene función de CD, el nexo CCC.
  • Subordinadas sustantivas en estilo directo
A veces reproducimos de forma literal las palabras de otra persona. Se puede hacer tras dos puntos y usando comillas o a través de la raya de diálogo. La función de la subordinada suele ser de CD.
María dijo: "Yo no he estado aquí nunca".
Yo no he estado aquí nunca -dijo María.
  • Subordinadas sustantivas con verbo en infinitivo
Cuando una oración lleva el verbo en inifitivo suele ser subordinada. Estas construcciones de infinitivo carecen de nexo subordinante.
Le gusta probar la comida. Subordinada sustantiva con función de sujeto.

Debes diferenciar estos infinitivos de los que aparecen en perífrasis verbales (Juan tiene que ir a Madrid) o de aquellos sustantivados con un determinante y que hacen de núcleo de un SN (El dulce lamentar de los amantes).
 

Oraciones subordinadas adjetivas o de relativo

La NGLE ha cambiado radicalmente el antiguo concepto de subordinación adjetiva que solo las dividía en explicativas o especificativas y que partían de un antecedente. El antecedente es ahora el factor principal de clasificación quedando:

Subordinadas relativas con antecedente expreso

Son como las subordinadas adjetivas tradicionales. La subordinada tiene una función adjetiva y complementan a un antecedente nominal funcionando como complemento del nombre. El nexo puede sustituirse por el cual, la cual, los cual o las cuales salvo en el caso de cuyo. La función de la proposición subordinada es de Complemento del Nombre. Además, el nexo tendrá dentro de la subordinada la función de su antecedente.
 
Los niños que gritan son mis vecinos.
Esa es la funcionaria a quien pregunté por el trabajo.
Ese es el chico cuya novia tuvo el accidente

Estas podemos dividirlas en explicativas, que se introducen entre comas, o especificativas.

Subordinadas relativas libres

Se introducen por un relativo sin antecedente o, como señala la gramática, el propio relativo incorpora el antecedente (donde, cuando, como, quien). Se incluyen en este tipo las antiguas adverbiales de lugar, modo y las temporales introducidas por cuando. Tienen función de Complemento Circunstancial.
Hazlo como te apetezca.
Hazlo donde te apetezca.
Hazlo cuando te apetezca.
 

Subordinadas relativas semilibres

Son las antiguas Adjetivas Sustantivadas. El nexo lleva un artículo delante y se entiende que el antecedente está omitido.
El que más partidos ganó se llevó el título.
Las que aprobaron pasaron de curso.

Oraciones subordinadas adverbiales o construcciones

La Nueva Gramática sustituía el término de Subordinadas Adverbiales por Construcciones, aunque el Glosario de Términos Gramaticales mantiene las Subordinadas Adverbiales. No obstante, retira el concepto de Adverbiales Propias, que se incluirían en su mayor parte en Subordinadas Relativas Libres. En estas construcciones, la proposición subordinada tiene una relación de implicación lógica con la principal y tiene función de Complemento Circunstancial, de Complemento Oracional o Periférico o incluso se dan relaciones específicas que no se han dado hasta ahora como prótosis y apódosis. En algunos casos he adaptado la función para que pueda ser entendido por alumnado de 4º de ESO.

Construcciones temporales
Pueden utilizar conjunciones como mientras, según o conforme. La proposición subordinada hace función de Complemento Circunstancial de Tiempo.
Mientras tú planchas, yo cocinaré.
 
Construcciones modales
Las que usan el relativo como se consideran Relativas Libres, pero en el caso de casos como según, se consideran construcciones y ejercen función de Complemento Circunstancial de Modo.
Fueron atendidos según establecía el protocolo.
 
Construcciones de relación causa-efecto: causales, finales e ilativas
Pueden confundirse entre sí porque en los tres casos se expresan relaciones causa-efecto, pero se distinguen tres tipos:
  • Construcciones causales: la proposición subordinada expone la causa de lo afirmado en la principal: Se quedaron en casa porque hacía frío. La función es de Complemento Circunstancial de Causa.
  • Construcciones finales: expresan el propósito o fin de las acciones: Se quedaron en casa para no pasar frío. La función es de Complemento Circunstancial de Causa.
  • Construcciones ilativas: manifiestan la consecuencia de una afirmación anterior: Se quedaron en casa, así que no pasaron frío. La función es de Complemento Oracional.
Construcciones comparativas
Establecen una relación de superioridad (más que), inferioridad (menos que) e igualdad (igual que) entre dos términos. No se analizan como una oración principal y una proposición subordinada, sino como primer término y segundo término, siendo habitual que el verbo del segundo término esté omitido.
Esta habitación es más amplia que la otra.
 
Construcciones superlativas
Expresa una propiedad en su grado máximo o mínimo (el más, el menos, el mayor, el peor...). Está formada por un primer término con el superlativo y puede contener una segunda parte con el complemento que lo restringe a su clase.
El árbol más alto que haya visto.

Construcciones consecutivas
Son aquellas en las que la subordinada es una consecuencia de la oración principal.
Hacían tanto ruido que hubo que llamar a la policía. También lo analizaremos con un primer y segundo término.
 
Construcciones con prótasis y apódosis: condicionales y concesivas
Están formadas por una oración principal y una subordinada, pero la subordinada no está incluída en la principal y se suele introducir por las conjunciones si (condicionales) y aunque (concesivas). Lo que sigue a la conjunción suele ir primero y es la prótasis, mientras que la oración principal es la apódosis.

  • Condicionales: expresan un requsito que, en caso de darse, conduce a un resultado.
Si le sube la fiebre, báñese con agua fría (lo subrayado es la prótasis).

  • Concesivas: la prótasis sugiere una conclusión que es negada por la apódosis.
Aunque me lo recomienden, no lo compraré.



Comentarios

  1. Muy útil. Espero que continuéis poniendo el resumen de los cambios en las subordinadas adjetivas y adverbiales según la RAE. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, voy completando conforme lo explico en clase. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario