Realizar transformaciones gramaticales | Selectividad Lengua

Transformaciones gramaticales

Si hay una pregunta que debería salir mecánica y que se puede resolver en un par de minutos en el examen de Lengua de Selectividad o PeVAU, es en la sección 4b, la opción de las transformaciones gramaticales de dos palabras del texto, aunque es una pregunta que no es de las más habituales. En concreto, en esta pregunta, las opciones más frecuentes son las analizar la formación de palabras o definir dos expresiones subrayadas en el texto.

En el caso de transformaciones gramativales, podrían ser casos como pasar una oración de estilo directo a estilo indirecto, cambiar su modalidad oracional de enunciativa afirmativa a desiderativa, de activa a pasiva, junto a cambios de categoría gramatical. Analicemos caso por caso.

Cambios léxicos

Este ejercicio del IES Séneca muestra claro el contenido de esta pregunta:

Escriba tres ejemplos en los que la palabra próximo sea sustantivo, verbo y adverbio respectivamente.

Próximo sustantivo: La proximidad es lo contrario de la lejanía.
Verbo: Aproximó la silla a la mesa.
Adverbio: Próximamente estará en sus pantallas.

Es decir, te pueden proponer una palabra del texto y solicitarte que las escribas en otras categorías gramaticales: sustantivo, adjetivo, verbo, adverbio, determinante, pronombre.

Cambios verbales

En cuanto a los verbos, las posibilidades son muchas. La pregunta podría ir desde un cambio de tiempo verbal (pretéritos, presente, futuro, condicional... tanto simples como compuestos); cambio de modo (de indicativo a subjuntivo o imperativo) o su voz (activa o pasiva).
El cambio de activa a pasiva o viceversa podría ser una opción. Recuerda que en pasiva, el Complemento Directo pasa a ser sujeto paciente y el sujeto, complemento agente:
El comisario ideó el plan -> El plan fue ideado por el comisario

Otra opción sería el paso a pasiva refleja: Se ideó el plan

Cambio de estilo directo a indirecto

Cambia el estilo de directo a indirecto de la siguiente oración del texto:
¿Por qué cierra usted el cuarto? — le preguntó una vez — . Yo quiero que esté abierto. ... Si es que yo quiero precisamente eso — la dijo Andrés — .

En estilo indirecto sería:
Andrés le preguntó por qué cerraba ella el cuarto, asegurándole que lo que quería era precisamente eso, que estuviera abierto.
El cambio a la inversa:
Ella decía que no; que defraudar a la comunidad, no podía ser tanto como robar a una persona. Andrés trataba de convencerla, de que el daño hecho con el robo a la comunidad, era más grande que el producido contra el bolsillo de un particular; pero la Dorotea no se convencía.
En estilo directo:
—No. Defraudar a la comunidad no puede ser tanto como robar a una persona —dijo Dorotea.
—El daño hecho con el robo a la comunidad es más grande que el producido contra el bolsillo de un particula — afirmó Andrés.
— No, no me convence.


Cambio en las modalidades oracionales

El cambio de modalidad oracional conlleva un cambio en la actitud del hablante. Citamos los ejemplos de Biblioteca LyL:
  • Oración enunciativa: es informativa, pudiendo ser afirmativa o negativa. Los científicos estudiaron el caso.
  • Oración interrogativa: para formular preguntas, pudiendo ser directa (con signos de interrogación) o indirecta (sin signos de interrogación, pero manteniendo la tilde del interrogativo si existe). ¿Estudiaron los científicos el caso? Me preguntó si los científicos habían estudiado el caso.
  • Oración exclamativa: para expresar sentimientos o emociones. ¡Los científicos estudiaron el caso!
  • Oración dubitativa: para manifestar duda. Quizá los científicos estudien el caso.
  • Oración desiderativa: para expresar deseos. Ojalá los científicos estudien el caso.
  • Oración exhortativa: para dar una orden o realizar un ruego. Estudiad el caso, científicos
Nos pueden pedir cambiar una oración enunciativa a desiderativa o interrogativa.
Cambia la modalidad oracional de esta oración del texto a las modalidades desiderativas y dubitativas: Defraudar a la comunidad no puede ser tanto como robar a una persona.
Desiderativa: Ojalá defraudar a la comunidad no sea tanto como robar a una persona.
Dubitativa: Quizá defraudar a la comunidad no sea tanto como robar a una persona.


Cambio en la estructura sintáctica


Esta pregunta quizá tenga más miga y sea algo más compleja, pero si dominas la sintaxis, no debería darte problemas. Pueden pedir pasar una coordinada o yuxtapuesta a subordinada o viceversa.  

Transforme las siguientes construcciones coordinadas en subordinadas:
Alzo la mano, y tú me la cercenas.
Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas.

Cuando alzo la mano, tú me la cercenas. Subordinada adverbial de tiempo.
A pesar de que tengo sed, sal se vuelven tus arenas. Subordinada concesiva.

Podrían pedir pasar de subordinada a coordinada o yuxtapuesta.
Cuando la muerte quiera una verdad quitar de entre mis manos, las hallará vacías. Subordinada adverbial CCT
La muerte querrá quitar una verdad de entre mis manos, pero las hallará vacías Coordinada adversativa.

Cambio de registro

Muy poco habitual, podría suponer cambiar expresiones de registro informal a formal o viceversa.
  
Cambia el registro de esta intervención de Elvira:
ELVIRA.— ¡Qué caro te cotizas! (Pausa.) Mírame un poco, por lo menos.


ELVIRA.- Es extraño encontrarle. Si pudiera mirarme, por favor. 

Cambia el tratamiento, a usted, y para darle más formalidad le habla con más respeto (cambio a enunciativa y uso de por favor).


Bibliografía


Comentarios